icono telefono615 44 11 70

Betadine como solución a una quemadura

Publicado por Mayka Luque | 01.05.2015 | Heridas

Quemaduras y Betadine

Introducción

Si bien en lo que respecta a la cura de quemaduras, estamos familiarizados a realizarlas con Silvederma, para curas limpias o Furacín, para curas sucias.

En esta ocasión, hemos diseñado es una estrategia orientada a ser eficientes y controlar el coste total de una cura de larga evolución (con pronostico de varios meses) que hemos querido resolver apostando por una cura con Betadine y Linitul como elementos centrales a través de un caso clínico que he estado llevando desde finales del pasado mes de noviembre de 2014, hasta la presente fecha 1 Mayo 2015

Particularidades

Imágenes y Seguimiento de la Herida

Cura Quemadura con Betadine y Linitul from Jaime Ribas Escalera

Paciente de 69 años, atropellada por una moto en vía pública, presentando Traumatismo Craneo Encefálico con herida incisa contusa en región frontal, fractura de muñeca izquierda, traumatismo torácico con fisura de varias costillas, traumatismo en pierna izquierda y abrasiones en pierna derecha.

Durante su ingreso hospitalario la abrasión de la pierna derecha empeora significativamente apareciendo flictenas y posteriormente una placa necrótica la cual no tienen más remedio que retirar mediante un desbridamiento quirúrgico.

La paciente es dada de alta con tratamiento antibiótico, analgesia y curas de la herida cada 48 horas a la espera de ser reevaluada por cirugía plástica para la realización de un injerto.

A la llegada al domicilio, la herida no muestra signos de infección, realizo lavado con cepillo quirúrgico con betadine y Suero fisiológico, pero si pretendo que la herida esté lo más limpia posible, procedo a recortar los bordes necróticos mediante técnica estéril.

Posteriormente aplico Betadine y apósito de Linitul, que cubro con un vendaje de región distal a proximal incluyendo el pie para evitar la aparición de un edema y favorecer el retorno venoso.

Tras 8 semanas realizando solamente el lavado y la cura sin necesidad de realizar nuevo desbridamiento, el resultado es una gran mejora de la herida.

Cómo se puede ver en las diapositivas, la mejoría de la herida es evidente, los bordes de la herida comienzan a aproximarse y empieza crecer el tejido cicatrizal.

Tras ese período de 8 semanas se programan las curas cada 3 días, realizando la misma operación, lavado, aplicación de Betadine y apósito Linitul y vendaje.

Viendo la buena evolución de la quemadura la paciente rechaza por decisión propia la futura colocación del injerto, prefiere realizar las curas y no realizar la intervención quirúrgica por miedo a rechazo y compromiso vascular de la inmovilización posterior.

Tras 6 semanas mas éste es el aspecto de la herida: (ver diapositivas)

Asombroso, que con una cura tan simple, bueno, y tiempo y paciencia, la herida tenga el aspecto que tiene.

Y finalmente, tras 4 meses y medio de curas, la herida por fin se cierra. Ahora sólo queda hidratar bien esa zona y protegerla del sol. La paciente contentísima de cómo ha evolucionado todo y su enfermera muchísimo más.

Google Plus Autorship: de Mayka Luque

Sobre Mayka Luque

Mayka Luque Enfermera Madrid. Atención de Enfermeria en Madrid. Gestión de Clientes y Empresas de Madrid.

¿Quieres leer más artículos de Mayka Luque?

No hay comentarios

    Deja tu comentario