icono telefono615 44 11 70

10 Aspectos que deberías conocer sobre la Fascitis Plantar y su Tratamiento

Publicado por Agustin De la Peña | 10.04.2015 | Enfermeria Deportiva

Porqué me duele la planta del pié al correr   

(Ultima Revisión del articulo 15 Noviembre)

La fascitis plantar consiste en la inflamación de la fascia de la planta del pie; siendo la fascia del pie, la envoltura que cubre los músculos de la bóveda del pie, extendiéndose desde los dedos hasta el hueso del talón o calcáneo y cuya función es amortiguar los impactos durante la carrera y estabilizar el talón.

A consecuencia de su localización; esta dolencia se identifica como un dolor en el talón o en la propia planta del pie y se siente especialmente al levantarte por la mañana.

Bien por excesivo uso del músculo o por daño directo sobre los huesos o ligamentos de la planta del pie, se puede originar una inflamación, que se traduce en la “fascitis plantar”.

La fascitis plantar es una de las causas más comunes de dolor en el pie en los adultos, se puede presentar en la  población general entre las edades de 40 y 60 años, con un pico más joven en los corredores.

Puede afectar a ambos pies hasta en un tercio de los casos.

Los estudios radiográficos no están indicados para el diagnóstico de fascitis plantar, pero pueden ser necesarios para descartar causas alternativas si los síntomas persisten después del tratamiento inicial.

Porqué se produce la fascitis plantar

La etiología es poco conocida y es probablemente multifactorial.

Se identifican múltiples factores que someten a la fascia a un estado de mayor tensión; el tipo de pie, (ya sea pie plano o pie cavo), causas funcionales como el acortamiento del tendón de Aquiles o la carencia de tejido amortiguador bajo el talón (habitual en personas de edad avanzada), el desarrollo de una actividad deportiva excesiva en pendientes y/o laboral, así como el sobrepeso o el uso de calzado inadecuado.

Si no modificamos la causa que originó la primera fascitis tenemos muchas posibilidades de volver a padecerla de nuevo.

Qué pronostico de resolución tiene la fascitis plantar

El resultado para los pacientes con fascitis plantar es generalmente favorable; aproximadamente el 80 por ciento de los casos tienen una resolución completa del dolor en menos de un año.

Cómo puedo reconocer si tengo fascitis plantar
La mayoría de los pacientes con fascitis plantar coinciden en la descripción de su dolencia, manifestada por 4 síntomas básicamente; pudiendo presentarse de manera progresiva o repentinamente tras la práctica de la actividad física o laboral intensa:

1.      Dolor intenso y agudo en la parte central del talón, especialmente al levantarse por la mañana, o después de haber permanecido sentados o parados durante un cierto tiempo, pudiendo ir acompañado de sensación de ardor o dolor en toda la planta del pie.

2.      Mayor sensibilidad e hinchazón en la zona de dolor.

3.      Enrojecimiento y calor en relación al proceso inflamatorio.

4.      Tensión o sensación de rigidez en la planta del pie.

Pueden presentarse de manera progresiva o repentinamente tras la práctica de la actividad física o laboral intensa.

Las molestias son casi siempre pasajeras y desaparecen por sí solas. Pero si persistieran debemos buscar una solución rápida, pues pueden cronificarse si no eliminamos la causa (calzado incorrecto, mala pisada, entrenamiento inadecuado, terreno de entrenamiento muy duro, etc.).

Fascitis Plantar Tratamiento

Es siempre muy aconsejable consultar al médico; pero sabemos que en las etapas iníciales de la lesión, algunos tratamientos son muy sencillos y efectivos siendo de fácil aplicación y cumplimiento desde casa.

Dado el número de tratamientos posibles para el manejo de la fascitis plantar, hemos realizado una revisión de los mismos y elaborado un decálogo con los métodos que se pueden aplicar con facilidad desde casa.

1. Reposo de la actividad deportiva hasta que termine la fase aguda e incluso caminar largo periodo de tiempo. Sería deseable que un profesional experto en educación física y el deporte indique hasta que punto podemos realizar ejercicio físico; en todo caso se pueden elegir deportes que se adapten a las circunstancias y no generen excesiva tensión sobre la fascia plantar, como el ciclismo (ajustando correctamente los pedales y que quede el pie sujeto) o natación.

2. Calzado adecuado. La elección de un calzado correcto no sólo es importante para la fascitis plantar sino también para prevenir otras lesiones, como las de espalda.

Es deseable usar varios pares de zapatillas y cambiarlas con asiduidad. Y si se conocen problemas de pisada, utilizar las plantillas correctoras oportunas.

El calzado debe ofrecer un buen apoyo para pie y  tobillo (con algo de amortiguación y plantilla y un tacón apropiado); permitiendo al pie mantener un posición natural al caminar. Una suela redondeada exige mayor equilibrio, lo que obliga a trabajar más los músculos de la pierna, provocando una mayor tensión en la fascia y favoreciendo así la lesión. Evite andar descalzo.

3.     Estiramientos de los músculos cortos del pie y largos de la pierna (músculo pedio, músculos tíbiales y tríceps sural). Procura que produzca una sensación de alivio en la zona, no dolor, si excedemos el estiramiento podemos dañar las fibras musculares y los ligamentos. Deberías hacer los ejercicios en varias sesiones a lo largo del día. En cada sesión hacer entre dos y tres ejercicios, y entre 12 y 15 repeticiones de cada uno de ellos. Estiramiento de la fascia plantar y pantorrillas.

Ejemplo A: Situado de pie sobre la punta de los pies en el borde de un escalón o bordillo, dejar caer el talón hasta que se note estiramiento sin dolor. Mantener varios segundos y descansar.

Ejemplo B: Sentado en el suelo con las piernas estiradas y una toalla alrededor de los dedos de los pies; tiramos hacia nosotros hasta que se note estiramiento sin dolor. Mantener varios segundos y descansar.

Ejemplo C: Apoyando las manos contra la pared, dejar la pierna posterior estirada mientras que la delantera permanece flexionada; inclinar el cuerpo hacia delante hasta que se note estiramiento sin dolor. Mantener varios segundos y descansar.

Ejemplo D: Apoyado de espaldas contra la pared; agacharse y flexionar las rodillas simulando arrodillarse. Mantener varios segundos y descansar. Estiramos musculo sóleo

4.     Aplicación generosa de frío después de correr y al acabar el día. El frío estimula la circulación sanguínea y reduce la inflamación, además tiene efecto analgésico. Este tipo de tratamiento suele realizarse utilizando hielo, puede ser con una botella llena de agua y congelada o utilizando un bote de refresco bastante frío. Evitar exponer en la piel los materiales congelados directamente. Duración 10-12 minutos durante 3-4 veces al día.

5.    Vendaje funcional específico plantar con esparadrapo tipo taping para evitar la inflamación por repetidos impactos. Los vendajes funcionales permiten limitar el movimiento y proteger zonas dañadas. Puede ser un método muy efectivo para tratar fascitis plantares, previmos la pronación al pisar y se alivia la tensión de la fascia. Es muy recomendable que el tape sea aplicado por un profesional, por lo menos las primeras veces para evitar efectos no deseados.

6.     Junto a los vendajes funcionales, que restringen la movilidad, el Kinesiotape actúa a nivel neuromuscular estimulando el proceso curativo reduciendo la inflamación y relajando a la vez los músculos, sin restringir la movilidad. El tratamiento debería mantenerse durante 4 u 8 semanas, y debería ser aplicado por un profesional experto en educación física y el deporte ya que una aplicación incorrecta puede traer resultados no deseados.

7.     Los analgésicos o antiinflamatorios pueden ayudar a aliviar el dolor, pero sin efectos curativos. Por tanto, es importante no utilizarlo para continuar haciendo más actividad de la que la lesión nos permite. Este tipo de tratamiento suele recomendarse (bajo prescripción médica). Los que se utilizan con mayor frecuencia, son los antiinflamatorios no esteroideos, como el Ibuprofeno.

8.     Se suelen aplicar los masajes en los músculos de la pantorrilla para relajarlos y mejorar la circulación, aliviando la tensión en la fascia y en combinación con los estiramientos. Aparte de los masajes más habituales, que siempre deben ser aplicados por profesionales expertos en la educación física y el deporte, también hay algunos masajes muy sencillos que se pueden hacer en casa, como rodar una pelota de tenis o de golf pisándola con la planta del pie.

9.     El entrenamiento de los músculos de los pies y la pierna, y en especial de las pantorrillas, puede ayudar a recuperar la fascitis plantar Un ejercicio muy recomendable es estirar una toalla en el suelo delante de ti e intentar recogerla con los dedos de los pies.

10.  Cuando comenzamos la actividad tras un periodo de reposo, especialmente en los primeros pasos de la mañana, el dolor se acentúa mucho. Las férulas nocturnas mantienen los dedos de los pies extendidos y por tanto la fascia en los periodos de descanso, permitiéndonos hacer estiramientos pasivos.

En resumen, se puede seguir haciendo ejercicio con fascitis plantar, pero hemos de disminuir la intensidad del entrenamiento, evitar realizarlo sobre asfalto, observar el desgaste de las zapatillas (y cambiarlas, si procede), buscar terrenos más blandos, utilizar vendajes para correr y aplicar hielo después.

Plantillas y Ortésis en la fascitis plantar

Dentro del manejo de la fascitis plantar, estos dispositivos ocuparían la segunda y tercera fase del tratamiento.

1.         En primera instancia, medidas simples, como cambiar los zapatos si están gastados o son inadecuados; enfriar el talón; un ciclo corto de medicación antiinflamatoria; fortalecer los músculos de la pantorrilla; y alterar las actividades del trabajo o del ejercicio para disminuir la carga sobre la zona. También se incluye perder peso y evitar estar de pie durante periodos prolongados o sobre suelos duros.

2.         El siguiente paso son las plantillas o dispositivos ortopédicos.

3.         Si todo esto falla, pueden emplearse medidas más invasivas, como las inyecciones de corticoides y una tablilla nocturna [aparato ortopédico que ‘envuelve’ todo el pie y la pantorrilla para que se mantengan estirados en un ángulo de 90º]

4.         Ondas de choque y finalmente cirugía.

El equilibrio perfecto entre amortiguación y sujeción. Hay una alta incidencia de fascitis plantar en los corredores, lo que nos sugiere que, por lo menos en esta población, se debe a una lesión causada por microtraumatismos repetitivos; además, los pacientes a menudo describen el dolor que es peor con sus primeros pasos en la mañana o después de un período de inactividad; disminuyendo con el aumento gradual de actividad, pero empeorando hacia el final del día con soporte de peso prolongado.

De estas afirmaciones; podemos deducir que la plantilla ideal sería aquella que ayudara a prevenir los pies cansados, diseñadas para distintas necesidades (deportistas, trabajos que demanden excesivo tiempo de pie….) y realizadas en material lo suficientemente blando para garantizar la óptima amortiguación de golpes y microtraumatismos y a su vez lo suficientemente firme para proporcionar apoyo al puente y los talones, reduciendo la presión sobre las articulaciones del pie.

Hay informes contradictorios sobre el beneficio de las férulas nocturnas para mantener el tobillo en posición neutra.

La eficacia de la ortésis de pie sigue siendo controvertido, y hay considerables variaciones en los hábitos de prescripción de podólogos, ortopedistas y protésicos. Cualquier ventaja potencial de aparatos ortopédicos personalizados sobre las plantillas prefabricadas debe sopesarse frente a una diferencia sustancial en el precio, estimado en aproximadamente dos a seis veces más por la versión personalizada.


 

Author: Agustín de la Peña Garrido.

Sobre Agustin De la Peña

Agustin De la Peña Agustin es Enfermero Experto en Enfermeria Deportiva. Especialista en Enfermeria Pediatrica. Forma Parte del Real Madrid C.F Futbol Base. Es Miembro de la SEUP. Revisor de Contenidos de la Web tuenfermera.net

¿Quieres leer más artículos de Agustin De la Peña?

Hay 4 comentarios

  • 28.08.2015
    rafel dice:

    tengo 81 años voy semanalmente a un fisio
    durante dos meses y no mejora que me recomiendan muchas gracias

    Rafel G.B

    • 29.08.2015
      Agus dice:

      Hola Rafel;

      Mediante técnicas osteopaticas y fisioterapia (terapia miofascial, punción seca, electroterapia, masaje….) con una frecuencia de 1-2 sesiones semanales durante 5-6 semanas; se puede conseguir corregir, aliviar y eliminar en muchos casos la fascitis plantar.

      En ocasiones es necesario un estudio biomecánico para la realización de unas plantillas; o el uso de férulas u ortesis nocturnas para relajar la fascia y músculos implicados como puede ser el tríceps sural o recurrir a infiltraciones de glucocoricoides.

      También se debería plantear descartar patologias como espolón calcaneo o calcificaciones en el tendón de aquiles; aquí posiblemente tendríamos que recurrir a cirugía.

      Un saludo.

  • 14.10.2015
    miguel angel dice:

    Hola hace 3 meses y medio me hice un Esguince hacia delante, llevo dos meses con dolor en la planta de pie entre el tobillo y los dedos , no puedo ponerme de puntillas y cuando apollo me duele mas al lavantarlo, llevo un mes en reabilitación, y voy a peor. Me podriais decir alguna solución. gracias

    • 14.10.2015
      miguel angel dice:

      Se me olvido decir que el pie lo tengo mas morado y las venas de la pierna se me inflaman.un saludo

Deja tu comentario